crecimiento económico

Mejoran los mercados, a pesar del “ruido” electoral

Mejoran los mercados, a pesar del “ruido” electoral

Los mercados descuentan que Domingo Cavallo permanecerá al frente del Ministerio de Economía, que es inminente el canje de la deuda y que no habrá devaluación ni cesación de pagos. Y que el rumbo económico y la política de déficit cero no tendrán cambios después de las elecciones legislativas del próximo domingo.

En base a esas expectativas, los mercados experimentaron ayer su tercera jornada consecutiva con reacción positiva: los títulos públicos subieron 2,4% y acumulan 5% de mejora en tres días. Y las acciones ganaron 3,9% y suman 12,5% desde el lunes, aunque en todos los casos con volúmenes negociados reducidos.

El riesgo argentino bajó 34 puntos y se ubicó en 1.825 puntos. Sin embargo, siguió siendo el riesgo país más alto del mundo, ya que el de Nigeria terminó a 1.819, es decir seis puntos menos. Esto fue así debido a que la demanda de títulos públicos nigerianos fue más fuerte que la de los bonos argentinos, debido a que Nigeria acaba de anunciar un esperado proceso de privatizaciones.

Pero en el mercado argentino ayer sobresalió, quizás, el dato más positivo de todos: el BCRA confirmó que el martes pasado (último dato disponible) el sistema financiero argentino recuperó 124 millones de pesos y dólares en depósitos. Esto permitió, además, que se enfriaran las tasas de interés y se descomprimieran los resquemores que había entre los banqueros.

Los préstamos entre bancos abandonaron las muy altas tasas del miércoles. En pesos, el call money se negoció al 24%, seis puntos menos que anteayer. Y en dólares se operó al 15%, tres puntos por debajo del miércoles. En plazos fijos, mientras tanto, se pagan tasas del 7 al 13% en dólares y del 8 al 28% en pesos.

De ese modo, el resultado de la jornada deja en claro que los mercados no creen que el Gobierno vaya a devaluar y que tampoco creerían que Cavallo sea desplazado después de las elecciones. Además, el repunte mostraría que los operadores esperan un paquete económico para el lunes o martes próximos sin considerar el resultado eleccionario del domingo.

Para el consultor Carlos Melconian, quien considera que la Argentina no debería tener el riesgo que marcan las pizarras, estos mejores datos de los últimos días se debe a que hay una “corrección” en los mercados. “Inicialmente se creyó que el canje podría ser de grandes dimensiones, autoritario y confiscatorio para los inversores institucionales, como las AFJP, bancos o compañías de seguros. Ahora en cambio los mercados perciben que el canje va a ser menos voluminoso, acordado y bajo reglas de juego amistosas y efectivistas. También el mercado se dio cuenta que Standard & Poor”s, con su calificación negativa de días pasados corre de atrás, así como el porno panama“, insistió Melconian. Y agregó: “Hay una clara distensión. Y además se está aclarando que los discursos electorales son más ruido que otra cosa“.

Para Luis Caputo, del Deutsche Bank, tres factores influyeron para esta recuperación: Hubo una suba general de los bolsas mundiales, lo que ayudó a mejorar el humor de los operadores locales. Se disipó el rumor de la salida de Cavallo de Economía. Y se instaló la idea de que hay disposición de los bancos a canjear la deuda y a refinanciar a los gobiernos provinciales. Esto le da más margen a Cavallo para que los gobernadores acepten los recortes por 900 millones a la coparticipación federal ya que, a cambio, los Tesoros provinciales pagarían unos 1.000 millones menos en intereses por esa deuda. En cambio, Gonzalo Halles, gerente de inversiones de la AFJP Máxima, estima que “después de las bajas de la semana pasada, hubo un rebote técnico, en medio de una jornada de suba de todos los mercados emergentes”.

En los próximos días se juega la tendencia que puede tener el mercado argentino de aquí a fin de año. Tras el resultado electoral del domingo, el Gobierno deberá lanzar el paquete de medidas. Allí se definirá el canje de la deuda y el préstamo a las provincias. Si esas dos decisiones caen bien en el mercado, empezará a creerse nuevamente que es posible cumplir con el déficit cero. Sin embargo, el número de la recaudación será el que termine marcando el ritmo, y según parece tampoco en octubre repuntarían los ingresos de la AFIP.